07 de agosto de 2018
07.08.2018
Atentados del 17-A

El Estado Islámico se "apropió" del 17-A con falsedades

Un informe de los Mossos destaca la "celeridad" y las "incongruencias" en la reivindicación de los atentados

07.08.2018 | 22:13

La organización terrorista Estado Islámico se "apropió" de la autoría de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) del 17-A reivindicándolo con "celeridad" reproduciendo informaciones "falsas o exageradas" que se habían divulgado en las redes sociales, según concluyen los Mossos d'Esquadra.

En un informe, al que ha tenido acceso Efe, la Unidad Central de Análisis de la Comisaría General de Información de la policía catalana deduce "de forma clara y razonable" que el Estado Islámico "se apropió" de la autoría de los atentados, ya que, por su "amplitud y relevancia" los considera como uno de los "más importantes" cometidos por la propia organización desde los perpetrados en París el 13 de noviembre de 2015.

Según el análisis de los Mossos d'Esquadra, la primera reivindicación de los atentados por parte del Estado Islámico se produjo a las 21.00 horas del 17 de agosto, con un comunicado que reproducía un "texto estándar que suele usar para muchas de sus reivindicaciones y no contiene información concreta", más allá de asumir la autoría y atribuir el ataque a la persecución de los objetivos genéricos de la propia organización.

Dos días después, el 17 de agosto, el Estado Islámico emitió un segundo comunicado, en inglés, árabe, alemán y español, en el que desgranó una serie de datos sobre los atentados de Barcelona y Cambrils que "no se ajustan por completo a los hechos que tuvieron lugar en realidad", según los Mossos.

"Algunas de estas incongruencias corresponden a la asunción como ciertas, por parte del aparato mediático del Estado Islámico, de algunas informaciones espurias que circularon por las redes sociales durante los primeros momentos tras el atropello", resalta el informe.

Como ejemplo, la organización terrorista reivindicó un episodio supuestamente ocurrido en el interior de un bar cercano a las Ramblas, donde algunos terroristas habrían asesinado a los "crucificados y judíos que estaban por ahí", si bien se trataba de una información totalmente falsa.

Otras informaciones vertidas en el comunicado parecen estar encaminadas a "magnificar" los hechos, según los Mossos, ya que se habló de un "ataque sincronizado", cuando en realidad transcurrieron varias horas entre los ataques de las Ramblas de Barcelona y el de Cambrils.

"Además, en ambas ocasiones, se transforman los vehículos usados por los atacantes, una furgoneta y un turismo, en un autobús y un camión, respectivamente", subraya el análisis de los Mossos, que también advierte de que se dieron cifras de muertos y heridos de forma conjunta para "hinchar" y otorgarle a la "tragedia" una "magnitud mayor" de la que tuvo.

Para los investigadores, resulta "importante matizar" que la información que manejaba el aparato mediático del Estado Islámico en las primeras horas tras los atentados "probablemente" fue extraída de Internet y vertida, "sin contrastar", en el comunicado.

El 25 de agosto, el boletín de noticias del Estado Islámico en árabe, Al Naba, reproducía la información que se divulgó en el segundo comunicado, "incluyendo las informaciones falsas o exageradas" e ilustrándolo con una infografía en la que aparecía la silueta de la Sagrada Familia.

El atentado también fue reivindicado el 9 de septiembre a través de la revista Rumiyah, donde se mantienen las "imprecisiones" en el relato de los hechos y, por ejemplo, se afirma que, a raíz de los atentados, se elevó el nivel de amenaza terrorista a 4, pese a que ya estaba vigente en este nivel desde los atentados de París, según precisan los Mossos.

La organización terrorista Estado Islámico también reivindicó el atentado a través de un vídeo difundido el 23 de agosto, en el que difundía imágenes emitidas por medios de comunicación internacionales en las horas siguientes a los ataques.

En este vídeo aparecían fragmentos de los discursos en castellano de dos miembros del Estado Islámico, uno de ellos a cara descubierta, identificado como Yassin Ahram Pérez, alias "El Cordobés" y otro con el rostro oculto, que alababan los ataques perpetrados por sus "hermanos" en Barcelona y anunciaban nuevos atentados en España.

Los analistas de los Mossos destacan en el informe remitido al juez la "celeridad" con la que apareció la primera reivindicación de los atentados, apenas cuatro horas después del atropello masivo de las Ramblas, y la cantidad de notas y reivindicaciones que se emitieron posteriormente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine