12 de junio de 2018
12.06.2018
Caso Nóos

El fallo del Supremo aboca a Urdangarin a ingresar en prisión

El marido de la Infanta Cristina debe comparecer este miércoles en la Audiencia de Palma, que previsiblemente ordenará su entrada en la cárcel en un plazo que puede oscilar entre los 5 y los 15 días

13.06.2018 | 08:01
Cuenta atrás para el ingreso en prisión de Iñaki Urdangarin.

El Tribunal Supremo ha rebajado levemente la condena que la Audiencia de Palma impuso a Iñaki Urdangarin, pero le ha mantenido una pena suficiente, cinco años y diez meses, como para que ingrese en prisión, y ha reducido la cantidad que debe pagar la infanta Cristina como responsable a título lucrativo.

La entrada en la cárcel de Urdangarin, de este modo, parece cada vez más clara y, de hecho, la Audiencia de Palma le ha citado este miércoles, junto a otros condenados (el ex ministro Jaume Matas y su ex socio Diego Torres) para entregarles la orden de prisión.

La sección primera de la Audiencia de Palma les ha citado para que comparezcan ante el tribunal ese miércoles entre las 9.00 horas y las 14.00 horas para entregarles la orden de prisión. Las magistradas Samantha Romero, Rocío Martín y Eleonor Moyá, componentes del tribunal que juzgó y condenó a Urdangarin, Torres y Matas en primera instancia, han remitido un requerimiento personal a los tres para que comparezcan en la sede judicial de Palma.

El marido de la infanta Cristina, que actualmente reside en Suiza, ha sido condenado a 5 años y 10 meses de cárcel tras rebajarse su pena en cinco meses; sobre su antiguo socio ha recaído una pena firme de 5 años y 8 meses, 2 años y 10 meses menos de la condena inicial; la condena de 3 años y 8 meses de reclusión para el expresidente balear y exministro ha sido ratificada en su totalidad.

El tribunal sentenciador del caso Nóos ordenará a los tres que ingresen en prisión en un plazo que puede oscilar entre los 5 y los 15 días.

A Urdangarin le cabe la posibilidad de presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, aunque fuentes judiciales indican que ese trámite no suspendería la ejecución de la pena ni demoraría el ingreso en prisión.


El Supremo rebaja la condena a Urdangarin. Europa Press

El cuñado del Rey podrá ingresar en la prisión que elija si se presenta voluntariamente, porque la normativa penitenciaria establece que cualquier persona condenada que se encuentre en libertad puede acudir a cualquier instalación penitenciaria de España, donde tendrá que ser acogido obligatoriamente.

Sea cual sea la cárcel donde vaya, lo normal es que pase por todos los trámites del primer ingreso. Se le hará una ficha y será reconocido por el servicio médico, además de ser entrevistado por un equipo multidisciplinar formado por trabajadores sociales y psicólogos que el evaluarán.

Como es habitual, el preso pasará la primera noche en el módulo de ingresos y después se le trasladará al módulo más adecuado. Probablemente, y dadas sus características, al conocido como "de respeto", donde el interno, al que se clasificará en segundo grado, acepta unas normas de comportamiento e higiene y de organización de la vida diaria en esa instalación.

De todos modos, la prisión puede analizar si la cárcel que ha elegido Urdangarin es la más apropiada y, acogiéndose al artículo 75 del Reglamento Penitenciario, Instituciones Penitenciarias puede decidir cambiarle de centro si considera que la elegida por el condenado no es la idónea para salvaguardar su seguridad.

En la misma sentencia dada a conocer este martes, el Tribunal Supremo rebaja la condena al exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, de 8 años y medio a 5 años y ocho meses de prisión, mientras que ha mantenido la pena al expresidente del Govern de Baleares Jaume Matas de 3 años y ocho meses de cárcel.

Urdangarin utilizó "su privilegiada posición"

En la sentencia, el Supremo avala uno de los principales argumentos en los que la Audiencia de Palma fundamentó la sentencia del caso Nóos y ha sentenciado que Iñaki Urdangarin utilizó el "trampolín de su privilegiada posición" para lograr el "sometimiento" del expresidente balear Jaume Matas a sus intereses.

La Sala de lo Penal del Supremo, en una sentencia de 353 páginas de la que ha sido ponente Antonio del Moral y dictada por unanimidad, ha mantenido el grueso de la condena a Urdangarin, con una rebaja de seis meses al absolverle de un delito de falsedad en documento público, para una condena de 5 años y 10 meses.

Uno de los delitos por los que le condena es el de tráfico de influencias, castigado con un año de cárcel.

La sentencia de la Audiencia de Palma argumentó que el marido de la infanta Cristina se sirvió de su "privilegiado posicionamiento institucional" por su "proximidad a la Jefatura del Estado" para ejercer "una presión moral de entidad suficiente como para mover la voluntad de los funcionarios y autoridades" en Baleares.

Ahora, el Supremo incide en el "influjo ejercido desde el trampolín de su privilegiada posición" y añade que Urdangarin ejercía una "eficaz presión" para "la sibilina" imposición de sus condiciones gracias a su posición institucional y a su amistad con otro de los condenados, José Luis Ballester.


La sentencia del Supremo: "Urdangarin abusó de su privilegiada posición institucional". Vídeo: ATLAS | EFE

Destaca que esa presión no se limitaba a la contratación, "sino también y particularmente a la exclusión de toda concurrencia posible obviando las condiciones, presupuestos y proyectos que otras empresas habrían podido ofrecer mejorando las fijadas casi unilateralmente por el recurrente y su socio".

La sentencia del alto tribunal es crítica con "la voluntariosa y disciplinada actitud de acatamiento" a todas las propuestas de Urdangarin y de su socio Diego Torres por parte del entonces presidente balear, Jaume Matas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook