El exdirector gerente del FMI y exvicepresidente económico de los gobiernos de José María Aznar, Rodrigo Rato, ha afirmado en declaraciones a Europa Press no tener constancia de que el Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac) le haya abierto una investigación por supuesto blanqueo de capitales y ha asegurado que ni tiene ni ha tenido sociedades en Gibraltar e Islas Vírgenes.

De este modo, Rato salía al paso de las informaciones que indican que está siendo investigado por el organismo antiblanqueo dependiente del Ministerio de Economía y que dispone de distintas sociedades en los citados paraísos fiscales.

"No me consta que el Sepblac me haya abierto una investigación por supuesto blanqueo de capitales ni tengo ni he tenido ninguna sociedad en Gibraltar e Islas Vírgenes", ha manifestado Rato a Europa Press.

Preguntado por si se había acogido a la amnistía fiscal de 2012 para regularizar su patrimonio, Rato ha eludido hacer cualquier manifestación al respecto argumentando que sobre los temas fiscales de carácter personal no se pronuncia.

Según adelantó el martes el diario digital Vozpopuli, Rodrigo Rato, que fue ministro de Economía y Hacienda entre 1996 y 2000, se acogió a la amnistía fiscal de 2012 y fue incluido en una lista de 705 personas, elaborada por el Ministerio de Hacienda, que fue enviada al Servicio Ejecutivo de Prevención y Blanqueo de Capitales para su investigación.

Herencia familiar

Rato se acogió a la amnistía fiscal en 2012 para regularizar su patrimonio y a raíz de ello la Agencia Tributaria comenzó a investigar un "complejo entramado societario familiar", según han explicado hoy a Efe fuentes próximas al proceso.

Fruto de ese trabajo y ante la duda del origen de los bienes declarados por el también ex director gerente del FMI, Hacienda incluyó a Rato en un listado de 705 personas sospechosas de haber podido blanquear capitales en la última amnistía fiscal.

A partir de ahí, es el Sepblac, la unidad de inteligencia financiera española, dependiente del Ministerio de Economía, el encargado de profundizar en la investigación para confirmar si existen indicios de delito.

El patrimonio regularizado por Rato en la amnistía fiscal tendría su origen en el pasado y no estaría relacionado con sus actividades profesionales, sino que podría provenir de la herencia recibida tras la muerte de algunos miembros de su familia, argumentan las fuentes.

Sin embargo, a Hacienda le habría llamado la atención la existencia de una maraña de sociedades, que los expertos tratan de aclarar ahora si ha servido para blanquear dinero y si tiene su origen en la fortuna cosechada por su padre, Ramón Rato.

El patriarca de los Rato, propietario del Banco de Siero, abrió en los años 60 una sucursal en Suiza para captar el ahorro de inmigrantes españoles en el país helvético y la vecina Alemania, práctica por la que fue condenado a cárcel por evasión de capitales.

Además, supuso el pago de una multimillonaria multa por los bienes acumulados en el extranjero que, en parte, podrían haber acabado formando parte del patrimonio del exvicepresidente del Gobierno, que habría regularizado su situación con la amnistía.