La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha advertido hoy al Govern de CiU que la consulta del 9N debe mantenerse aunque la Ley de Consultas y el decreto de convocatoria sean impugnados por el Gobierno central, ya que "existe un mandato democrático" y "no vale abandonar el barco".

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Marta Rovira ha querido desmarcarse de las opiniones expresadas desde CiU según las cuales si se impugnan la Ley de Consultas y el decreto de convocatoria del referendo previsto para el 9 de noviembre, éste no podrá celebrarse.

"No vale decir que la consulta no se puede hacer porque ha sido impugnada", ha avisado la secretaria general de ERC en respuesta a opiniones como la que ayer expresó el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Santi Vila, al indicar que difícilmente se pueden poner urnas en la calle si el decreto ha sido impugnado.

Ha recordado, en este sentido, que "el Parlament y el Govern han recibido un mandato democrático de los ciudadanos en las elecciones catalanas, y esto es lo legal", y ha subrayado que "el derecho de voto de los catalanes no depende de la opinión de doce magistrados (del Tribunal Constitucional) nombrados a dedo por PP y PSOE".

Marta Rovira ha contrapuesto "la legalidad que emana de unas elecciones democráticas" con "la legalidad decidida por doce magistrados", y ha prometido que "ERC hará todo lo que tenga en sus manos para conseguir el derecho a voto de los catalanes".