El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha afirmado hoy que la consulta soberanista del 9 de noviembre se puede celebrar "bajo tres parámetros, que son democracia, leyes y diálogo", puesto que está "soportada por una mayoría social muy amplia y cuenta con un consenso político suficiente".

Artur Mas se ha pronunciado sobre la consulta en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Govern, en la que ha hecho balance de la actividad del ejecutivo catalán durante los primeros siete meses del año y que ha durado más de dos horas.

Según el presidente de la Generalitat, "se han hecho los deberes" sobre el proceso soberanista, puesto que el Consejo de la Transición Nacional ha entregado los 18 informes previstos, más de 3.000 entidades se han adherido al Pacto Nacional por el Derecho a Decidir, hay "diálogo" porque se ha pedido celebrarla dentro de la legalidad española, y "hay una ley catalana" que la posibilita, que es la ley de consultas.

"Estoy de acuerdo en que tiene que ser legal, y lo será porque habrá una ley catalana que la posibilite, y lo que pido es que las instituciones del Estado no la entorpezcan, que no pongan trabas y respeten la voluntad mayoritaria del Parlamento y de la sociedad catalana", ha señalado.

El presidente de la Generalitat ha recalcado: "Estamos cumpliendo con un mandato popular recibido en las urnas, no nos estamos inventando nada, la consulta no es un invento de unos pocos catalanes que han enloquecido, esto es la traducción de los votos expresados en las últimas elecciones catalanas".

"Es cierto que el Estado, por las razones que sean, no ha querido ceder la competencia para convocar un referendo -ha recordado-, pero ahora tendrá la oportunidad de no entorpecer la legalidad catalana, no hace falta que ellos autoricen la consulta ni que les guste, sino simplemente de que respeten las leyes catalanas".

Ha querido puntualizar, en este sentido, que "no se trata de una ley para declarar la independencia, sino simplemente de pedir la opinión de la gente", y ha añadido: "Lo único que nos dicen es que la consulta no es legal; pues bien, hagamos entre todos que lo sea, porque una consulta en una democracia tiene que poder hacerse".

Después de apuntar que el mes de septiembre "será clave" para el proceso porque espera una Diada reivindicativa con una gran participación, ha alertado sobre posibles "provocaciones" y ha reclamado que todos los actos "se hagan bajo el criterio estricto de la no violencia, de la corrección y del respeto de las ideas de todos".

"Que nadie se despiste porque cualquier incidente se magnificará", ha alertado antes de afirmar que "aquí no hay buenos y malos, sino gente que piensa de una forma u otra, y por esto se tienen que resolver las cosas en las urnas, que es como se resuelven en democracia, y no hay que admitir ninguna provocación".

Para Artur Mas, el proceso tiene que ser "mayoritario, con consenso político, estrictamente pacífico, constructivo e incluso alegre, y muy participativo".

No ha aclarado si piensa agotar la legislatura: "No lo puedo decir; no se pueden confundir los deseos con la realidad, y esta última no la conocemos; las fases se tienen que ir cumpliendo y en función de lo que ocurra iremos viendo lo que hacemos", ha dicho.

"Montañas de desafíos y pruebas"

Artur Mas ha apelado a la fortaleza psicológica y de carácter de los catalanes para superar las "montañas de desafíos y pruebas" que se presentarán los próximos meses hasta la consulta, y después de que el expresidente Jordi Pujol confesara que tuvo dinero en el extranjero durante más de 30 años.

"O tenemos fortaleza psicológica y de carácter como pueblo o acabaremos bajando la cabeza, y no para el tema de Pujol si no para superar todas las pruebas que vengan", ha recalcado en rueda de prensa en la última reunión del Consell Executiu antes del 'parón' veraniego.

Tras asegurar que nadie sabe qué afectación puede tener la confesión de Pujol en el proceso soberanista, lo que "se verá en el tiempo", ha insistido en que los catalanes deben estar preparados para afrontar muchas pruebas, y que algunas serán más difíciles y dolorosas de superar que otras.

Recuperación económica

Respecto a la economía, Mas ha asegurado que la recuperación económica española "tiene acento catalán" porque es fruto "básicamente" de la acción del conjunto de la economía y la sociedad catalana.

"Siempre hemos sido prudentes y cautelosos (a la hora de analizar la recuperación económica), pero no debe sorprender que la recuperación española tenga acento catalán porque en Cataluña las cosas se hacen mejor", ha resaltado Mas en la rueda de prensa de balance del actual curso político.

El presidente del ejecutivo catalán, que ha subrayado que el "mérito" es del conjunto de la sociedad catalana", ha argumentado su análisis con datos que demuestran, ha dicho, que Cataluña es el motor español en la creación de empleo, en la atracción de turistas, en la captación de inversión extranjera y en el registro de patentes nuevas, además de liderar las exportaciones.

"Lo quiero decir con todas las palabras: Cataluña, que es juzgada tantas veces con severidad, es la que hace posible que exista recuperación económica en el conjunto de España", ha insistido el persident, tras considerar importante que esta información llegue al resto de España.