La Guardia Civil ha detenido como presuntos autores del asesinato de un empresario de Alaró (Mallorca), cuyo cadáver fue hallado en el interior de su vehículo el pasado 30 de junio en la localidad mallorquina de Bunyola, a uno de sus hijos y un amigo de éste.

El hijo del empresario, que se llama igual que su padre, Andreu, fue detenido ayer en Alaró, ha informado el instituto armado.

Los dos detenidos permanecen en dependencias de la Guardia Civil de Palma y se prevé que pasarán a disposición judicial en los próximos días.

El cadáver del empresario fue hallado en el interior de su vehículo, con signos de haber sufrido una muerte violenta, en un camino rural de una finca situada junto a la carretera Ma-2032 que une los municipios mallorquines de Bunyola y Santa Maria, por dos personas que caminaban por la zona el pasado 30 de junio.