El Rey ha dirigido un mensaje de ánimo a los jóvenes, especialmente a los que salen al exterior a completar su formación, les ha recordado que España es un país "fuerte" y "bueno" y que "vale la pena luchar por él" y les ha garantizado que a su vuelta se les recibirá "con los brazos abiertos".

Don Juan Carlos ha improvisado un breve discurso al término del acto en el que ha entregado, acompañado de la Reina, las 120 becas que "la Caixa" ha concedido este año a universitarios españoles que van a completar su formación en universidades de EEUU, Canadá, Europa y Asia.

El Monarca ha confesado sentir una "envidia enorme" hacia estos jóvenes a los que se les abre una gran oportunidad de futuro, y les ha mostrado todo su respaldo, como el de toda la sociedad, al asegurarles que "aquí nos tendréis siempre, al lado de los jóvenes, para que podamos tener una juventud digna de este país".