El expresidente del Gobierno José María Aznar recibió hoy al presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, en el Centro Fray Luis de León de Guadarrama, donde se celebra el curso de verano de la fundación FAES, con un apretón de manos y una palmadita en la espalda.

Ambos posaron juntos unos minutos ante los periodistas mientras conversaban sobre las vacaciones de verano, según pudieron captar los micrófonos.

Se trata de la primera vez que aparecen juntos en público desde el pasado 26 de noviembre, cuando se les fotografió delante del cartel de presentación del primer volumen de memorias de Aznar, en el que revela algunas de las decisiones más controvertidas de su mandato, entre ellas la de que eligió a Mariano Rajoy después de que Rato rechazara "dos veces" ser su sucesor.

Además, este encuentro ha generado una gran expectación porque se produce tras las duras críticas que el exjefe del Ejecutivo lanzó el pasado 21 de mayo contra la gestión de su sucesor en una entrevista en Antena 3. Entre otras cosas, le exigió una acción política más decidida y el cumplimiento del programa electoral con el que ganó las elecciones.

En estas últimas semanas el expresidente ha hecho varias peticiones concretas: "estabilizar definitivamente" la estructura territorial y utilizar los "resortes" que ofrece la Constitución contra la "deslealtad" de algunos", en referencia al Gobierno catalán; y llevar a cabo una reforma fiscal inmediata que baje los impuestos y cuide a las clases medias. La reforma tributaria de FAES ha sido presentada esta misma semana en el campus de la fundación.