El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha dicho este martes que el Gobierno no está estudiando la petición de asilo político del exanalista de la CIA Edward Snowden, reclamado por espionaje en Estados Unidos, porque esa solicitud no es jurídicamente admisible al no estar esa persona en España.

Edward Snowden ha pedido asilo a 21 países, entre ellos España, según ha revelado la página web de Wikileaks.

En declaraciones a los periodistas en el Congreso, García-Margallo ha explicado que jurídicamente "no es posible" porque la Ley de Asilo sólo concede ese derecho a personas que estén en España y "este no es el caso".

Ha explicado que lo que sabe de este asunto es lo que ha leído en la prensa y ha insistido en que para que una petición de asilo pueda ser estudiada por el Gobierno tiene que ser jurídicamente admisible y por tanto que esa persona esté físicamente en el país.

"Por tanto el Gobierno no lo está estudiando porque la solicitud no tiene efectos jurídicos", ha añadido.

A la espera de recibir respuesta de Ecuador e Islandia, países a los que ya había solicitó refugio, Snowden pidió asilo a otros 19 países a través de su asesora legal, Sarah Harrison, que entregó las correspondientes peticiones a las autoridades consulares en el aeropuerto moscovita de Sheremétievo el pasado domingo.

España, Austria, Bolivia, Brasil, China, Cuba, Finlandia, Francia, Alemania, India, Italia, Irlanda, Países Bajos, Nicaragua, Noruega, Polonia, Rusia, Suiza y Venezuela son los otros países a los que ha pedido asilo político el fugitivo estadounidense.

Según Wikileaks, las solicitudes de Snowden serán trasmitidas por las autoridades consulares rusas a las embajadas de todos estos países en Moscú.