La ex presidenta del PP vasco María San Gil asegura en sus memorias que, antes de renunciar al cargo y a continuar en política, llegó a sentirse «una apestada» en su propio partido, y que Mariano Rajoy no es «un líder claro». San Gil lamenta, además, que en el período que transcurre entre su renuncia y el congreso de los populares vascos de julio de 2008 algunos de sus colegas de partido en Euskadi, a quienes no cita por sus nombres, «utilizaran» el cáncer que padeció tiempo atrás para intentar justificar su posición. Éste es uno de los pasajes del libro de memorias, de título «En la mitad de mi vida», que ha escrito la ex presidenta del PP vasco y que publicará la editorial Planeta. El líder del PP no sale bien parado. En el capítulo dedicado a los motivos que la empujaron a abandonar el PP antes del congreso de Valencia de 2008, dice de Rajoy que no es «un líder claro», que perdió la confianza y la admiración que le profesaba.