Rubalcaba se refirió así, en la rueda de prensa del Consejo de Ministros, a la reunión del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, con el presidente del PNV, Íñigo Urkullu, el pasado miércoles, así como a la que mantuvo él la semana pasada con el presidente catalán, Artur Mas, y el portavoz parlamentario de CiU, Josep Antoni Duran Lleida.

El Vicepresidente aclaró que «en ningún momento se habló de pacto fiscal», en alusión a la revisión del modelo de financiación para Cataluña a partir del concierto económico que reclama CiU.

Reconoció que el objetivo del Gobierno es conseguir los apoyos parlamentarios que necesita para aprobar los próximos Presupuestos e hizo hincapié en que los encuentros con CiU y el PNV son «normales».