El instructor del «caso Gürtel» en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, modificó ayer la situación de prisión provisional incondicional del considerado cabecilla de la trama, Francisco Correa, que podrá salir de la cárcel si deposita una fianza de 15 millones de euros.

La fianza impuesta a Correa es una de las más elevadas de la historia judicial española. De 5.000 millones de las antiguas pesetas (30 millones de euros) fue la exigida al financiero Javier de la Rosa, y de 2.000 millones de pesetas (12 millones de euros), la requerida al ex banquero Mario Conde.

En un auto notificado ayer, el magistrado dice que hay que tener en cuenta el tiempo que Correa lleva en prisión –fue encarcelado en febrero de 2009; ha superado ya el tiempo de prisión preventiva– y señala que, aunque persiste el riesgo de fuga, «puede, razonablemente, conjurarse mediante las oportunas medidas de vigilancia, que corresponde aplicar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado». Así, por ejemplo, con un dispositivo electrónico de localización.

Añade, además, que «dado el avance de la investigación y el material instructorio allegado, no existe riesgo relevante de entorpecimiento a la instrucción, destrucción, ocultación o enervación de fuentes de prueba o medios instructorios».

Pedreira justifica la elevada fianza solicitada diciendo que Correa «tiene a su disposición una ingente cantidad de dinero, es el cabeza de la trama Gürtel y su fortuna era superior a la de cualquier imputado que se encuentre dentro de la causa». Además, aclara, «Correa no está en prisión por meras conjeturas o hipótesis, sino por la imputación de graves indicios, así como por supuestos comportamientos, tipificados ilegalmente».

En caso de que depositara los 15 millones de euros y saliera de prisión, a Correa se le retiraría el pasaporte, tendría prohibido salir del territorio nacional y debería comparecer en el juzgado todos los lunes y los viernes.

La solicitud de libertad para el máximo cabecilla de la red de corrupción había sido desestimada en varias ocasiones no sólo por el juez Pedreira, sino también por los magistrados que componen la Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Madrid.

«Salvajada»

La defensa de Correa ya ha anunciado que presentará un recurso de reforma contra la decisión del juez instructor. Así lo adelantó a «Europa Press» José Antonio Choclán, quien tachó la fianza de «barbaridad» y «salvajada», puesto que, según él, su representado no puede pagar esa cantidad. «¿En qué se basa para decir que tiene esa cantidad? Es una percepción subjetiva sin corroboración objetiva», protestó el letrado.

El otro imputado que sigue en prisión junto a Correa, el ex secretario de organización del PP de Galicia Pablo Crespo, podría salir de prisión si abona 600.000 euros.