Las siete personas detenidas esta madrugada en el País Vasco y Navarra elevan a 16 el número de arrestos de miembros del "entorno político" de ETA en este mes de septiembre, caracterizado por la "locuacidad" de la banda, con tres pronunciamientos en veinte días.

Los siete detenidos hoy pertenecen presuntamente a la red internacional de propaganda de la izquierda abertzale, Askapena, y se suman a los 9 arrestados el día 14 por la Guardia Civil en el País Vasco, Navarra, Cantabria y Aragón.

En aquella ocasión se trataba de los considerados integrantes de la nueva dirección de Ekin, el aparato político de la banda terrorista.

El número de etarras o personas relacionadas con ETA detenidas en lo que va de año asciende ya a 74 -según la contabilidad de Efe- además de aquellos arrestados para cumplir condena o por actos de violencia callejera.

49 personas fueron arrestadas en España, 20 en Francia, 3 en Portugal, 1 en Irlanda del Norte (Reino Unido) y 1 en Bélgica.

La operación policial de esta madrugada se produce apenas 48 horas después de que ETA, en una entrevista con el diario Gara, insistiese en su disposición a establecer un alto el fuego permanente y verificable, e incluso a "ir más lejos" si se dan las condiciones para ello.

Previamente, la banda terrorista había hecho público un comunicado a través de la cadena pública británica BBC -5 de septiembre- en el que aseguraba que hace meses que tomó la decisión de no llevar a cabo "acciones armadas ofensivas".

El 19 de septiembre, a través de un comunicado enviado a Gara y Berria, los terroristas llamaban a la comunidad internacional a intervenir en "el conflicto" vasco y agradecían sus esfuerzos a los mediadores internacionales firmantes de la declaración de Bruselas, que decían asumir.

En esa declaración, suscrita el 29 de marzo en la capital belga, un grupo de personalidades internacionales pedían vías exclusivamente políticas y un alto el fuego verificable por parte de ETA.