24 de septiembre de 2010
24.09.2010
Caso Fabra

El fiscal no cambiará su acusación

"Fabra se ha limitado a ejercer su defensa, y punto", dice el fiscal anticorrupción, Luis Pastor

23.09.2010 | 17:20

El fiscal anticorrupción Luis Pastor no ha encontrado motivo alguno en la declaración del presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, para modificar su acusación por los delitos de cohecho, tráfico de influencias y fraude fiscal.

Así lo ha asegurado en declaraciones a los periodistas tras la comparecencia a petición propia de Fabra en el Juzgado de Instrucción número 1 de Nules, en la que el presidente de la Diputación se ha negado a responder a las preguntas de la Abogacía del Estado y de la acusación popular.

Preguntado al respecto por los periodistas, el fiscal ha dicho que no ha encontrado "elementos" para "cambiar nada" en su escrito de acusación y ha subrayado que Fabra se ha limitado a ejercer "su derecho a la defensa, y punto".

Sobre el procedimiento judicial, ha dicho que quedan pendientes de resolver tres recursos en la Audiencia Provincial en los que la defensa alega la prescripción de los delitos fiscales entre el año 2000 y 2003, el sobreseimiento de los delitos de cohecho y tráfico de influencias, y la invalidez de la transformación del caso en un procedimiento para el jurado.

Hay además otros dos recursos de apelación -uno de la acusación popular y otro de la defensa- pero hasta que la Audiencia de Castellón no se pronuncie sobre los anteriormente citados "no puede seguir el procedimiento adelante", ha explicado.

Con respecto al plazo en que podría celebrarse el juicio, ha señalado que "lo ideal" sería que fuese durante la próxima primavera, aunque "depende" de lo que tarde la Audiencia en resolver las apelaciones. No obstante, y "con el tiempo que ha pasado" -desde que se inició la causa-, ha reconocido que no se atreve a pronosticar "ningún plazo".

Según el escrito de acusación del fiscal, que reclama una pena de 15 años de prisión, Fabra medió ante cargos del Gobierno de José María Aznar para agilizar la concesión de licencias de productos sanitarios de la empresa Naranjax S.L, administrada por el empresario Vicente Vilar y su ex esposa -ambos imputados en el caso- y solicitó después el pago de 25 millones de pesetas por la gestión.

Anticorrupción sostiene además que entre 1999 y 2004, Fabra y su esposa, María Amparo Fernández, tuvieron ingresos que ocultaron a Hacienda y que no se corresponden ni con el patrimonio ni con la renta que declararon.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine