El Ministro recomendó al PP que deje de lanzar su «basura» sobre las instituciones y que «limpie su casa» porque necesita «toneladas de lejía».