El secretario de Relaciones Institucionales del PSOE, Antonio Zarrías, anunció ayer que la Comisión Ejecutiva Federal del partido ha aceptado la propuesta del secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, de suspender cautelarmente de militancia al socialista Antonio Amorós por su presunta implicación en el «caso Brugal sobre la adjudicación irregular de contratos de basuras en Orihuela (Alicante), en el que también están implicados Enrique Ortiz, máximo accionista del Hércules; el presidente de la Diputación alicantina, José Joaquín Ripoll; y los empresarios Rafael Gregory y Ángel Fenoll. Por otro lado, un centenar de vecinos de El Ejido (Almería) irrumpieron ayer en el Ayuntamiento para pedir la dimisión del alcalde, Juan Enciso, imputado en la «operación Poniente», que tuvo que suspender el acto institucional del Día del Municipio tras media hora de pitos.