11 de septiembre de 2010
11.09.2010

El presidente afirma que no tiene «información cierta» sobre las intenciones de ETA

El fiscal de la Audiencia pide que se prohíba la manifestación de EA que sustituyó a la de Batasuna

11.09.2010 | 02:00

José Luis Rodríguez Zapatero garantizó ayer que nadie está manteniendo contactos con ETA o su entorno, por lo que no tiene «información cierta» sobre las intenciones de la banda terrorista, aunque advirtió de que, conociendo su trayectoria, «hay que desconfiar». «La desconfianza es grande, las pruebas que van a tener que poner encima de la mesa para que la democracia y el Gobierno se convenzan de que van en serio, que van a dejar la violencia, que se acaba, van a ser pruebas de gran exigencia», dijo en una entrevista en la Cadena Ser. A su juicio, el parón de ETA se debe en parte a que «no puede más» y en parte a la actitud de la izquierda abertzale, un sector que sabe que en la memoria de todos los españoles, en la del Gobierno y en la del Presidente están el atentado y las víctimas de la T-4 en plena tregua. Ante las peticiones de legalización que llegan desde la izquierda radical vasca, reiteró que hay dos condiciones claras: la primera, que deje la ambigüedad y condene tajantemente la violencia; la segunda, que ETA abandone las armas.


Como es poco probable que esto último ocurra, a la izquierda abertzale sólo le quedará la opción de condenar la violencia. Es la hipótesis que maneja el mediador sudafricano Brian Currin, uno de los «avalistas» del entorno político de la banda,


Según Currin, «si ETA decide no declarar el final de la lucha armada y continúa con la violencia, entonces, Batasuna no tendrá otra opción que condenar la violencia». Aunque, «si ETA declarase el final de la lucha armada, entonces ya no existiría la organización terrorista que ahora es condenada y tampoco se necesitaría que Batasuna condenara la violencia».


A Zapatero le respondió ayer el portavoz de la izquierda abertzale, Txelui Moreno , quien pidió al Gobierno que dé pasos, aunque sean «insuficientes», porque, con su apuesta por vías «políticas y democráticas», cumple los requisitos para ser legalizada.


Sin embargo, entre tanto, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido que se prohíba la nueva manifestación hoy en Bilbao porque tiene «idéntica finalidad» que la convocada por la plataforma «vinculada a ETA» Adierazi EH!.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook