El Gobierno valenciano ha dado por estabilizados la totalidad de los incendios que se han registrado desde el lunes en el sur de la provincia de Valencia y el norte de la de Alicante y que han calcinado, según las primeras estimaciones, unas 4.500 hectáreas.

Según ha explicado el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, en la tarde de hoy han sido estabilizados todos los incendios, tanto los de la Vall d'Albaida como los que afectaban a Rafelguaraf y Barxeta, y se ha dado por controlado el de Simat de la Valldigna.

En los últimos tres días unos 1.110 efectivos de la Comunitat Valenciana, Madrid, Aragón, Castilla la Mancha, Cataluña y Murcia han trabajado en las tareas de extinción, junto a centenares de vehículos y 43 medios aéreos, una cifra récord en esta comunidad, ha asegurado el conseller.

En estos momentos ya no permanece activo ningún foco y se encuentran "estabilizados" todos los incendios, que en la comarca valenciana de la Vall d'Albaida y las localidades alicantinas de Alfafara y Agres han calcinado unas 2.500 hectáreas, y cerca de 2.000 en Rafelguaraf, Barxeta y Simat, en la provincia de Valencia.

La investigación abierta por la Policía Nacional y la Guardia Civil revela que "todos los incendios han sido intencionados", ha confirmado el conseller, quien se ha felicitado por el hecho de que ninguna vivienda haya ardido.

Además, ha considerado "otro motivo de satisfacción" que el 85 por ciento del terreno quemado sea de monte bajo y matorral, de modo que sólo el 15 por ciento de la superficie que ha ardido era arbolado.

Desde el incendio que se registró en Les Useres, en la comarca castellonense de l'Alcalatén en 2007, en la Comunitat Valenciana no habían intervenido tantos medios aéreos como en los fuegos de los últimos tres días.

En aquella ocasión, fueron 35 los aviones y helicópteros que actuaron, y en ésta han sido 43, lo que refleja, a juicio del conseller, "las dimensiones objetivas" de los hechos.

"He sobrevolado las zonas afectadas con el president de la Generalitat y hemos comprobado que están estabilizados, pero siguen trabajando medios terrestres y aéreos y seguirán varios días para no bajar la guardia", ha explicado Castellano.

Para que estos incendios se den por controlados es necesario que la temperatura de la tierra baje lo suficiente para garantizar que no se van a producir rebrotes, según el conseller.

Los puestos de mando avanzados de Ontinyent (parque de bomberos) y Barxeta seguirán activos durante la noche, al igual que el corte de la carretera entre Barxeta y Simat "hasta que la dirección técnica del incendio recomiende su apertura", ha subrayado.

Del mismo modo, ha apuntado que se trabaja "de forma intensa" en el sellado del perímetro de los incendios para que las personas desalojadas puedan volver cuanto antes a sus casa, "pero lo harán cuando haya plenas garantías de seguridad", ha puntualizado.

El conseller ha agradecido la implicación y coordinación con la que han trabajado todas las Administraciones y ha informado de que a partir del viernes la Generalitat pondrá en marcha las ayudas a los afectados e iniciará las tareas de reforestación.

Los términos municipales afectados en estos incendios han sido los de Rafelguaraf, Barxeta, Simat de la Valldigna, Carcaixent, Xátiva, Alfafara, Agres, Ontinyent, Agullent, Benissoda, Albaida y Bocairent.

En los últimos tres días, el teléfono 112 de Emergencias ha atendido un total de 167 incidentes relacionados con incendios en toda la Comunitat Valenciana.