08 de septiembre de 2010
08.09.2010
Anuncian próxima manifestación

Guardias civiles piden la equiparación con los policías

Un centenar de ellos se han concentrado en Madrid para exigir mejoras laborales y salariales

07.09.2010 | 16:47
Imagen de la protesta de los guardias civiles.

Casi un centenar de guardias civiles, en representación de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y la Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO), se han concentrado hoy para pedir a Francisco Javier Velázquez que solucione el "conflicto" del Cuerpo que dirige y si no es capaz que "se vaya".

"Le decimos al director general de la Policía y la Guardia Civil -ha dicho el secretario general de AUGC, Alberto Moya- que basta ya de amenazas, que solucione el conflicto interno que tiene la Guardia Civil y que si no es capaz de hacerlo que se vaya y deje la posibilidad a otra persona más responsable".

Velázquez remitió ayer una circular a todas las unidades de la Guardia Civil en la que anunciaba sanciones para los agentes que acudiesen a la concentración que estaba convocada para hoy frente al Ministerio del Interior en Madrid, aunque finalmente se ha desarrollado a unos metros más de distancia, en la plaza de Colón.

Durante la concentración se ha leído un comunicado de las dos asociaciones, en el que han pedido que los guardias civiles sean considerados funcionarios de policía "con todas sus obligaciones, pero también con todos sus derechos".

En concreto han reclamado que se regule una jornada de trabajo similar a la de los policías nacionales y han advertido que en este sentido "no caben medias tintas ni, menos aún, soluciones como las planteadas hasta ahora por la Dirección General de la Guardia Civil, confusas y discriminatorias".

Moya y el presidente de UO, Francisco García Ruiz han pedido a Rubalcaba que dialogue con las asociaciones para buscar soluciones: "hace unos días nos pidió, en relación a la supuesta huelga de "bolís caídos" que cumplamos la ley y la hagamos cumplir; nosotros le pedimos ahora el desarrollo de la ley de deberes y una reforma de la ley de personal porque lo manda la ley".

El clima que se vive en el Cuerpo, según Moya, "no tiene precedentes"; un "desánimo y malestar interno", que además está propiciado porque los recortes salariales aplicados a la Guardia Civil, como al resto de funcionarios, "no van acompañados con las mismas condiciones laborales y profesionales que disfrutan el resto de fuerzas de seguridad".

Por ello, tienen previsto manifestarse el próximo 18 de septiembre en Madrid y esperan que cerca de 20.000 guardias civiles acudan a esta cita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine