La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha garantizado hoy que las primarias del partido para elegir a los candidatos para las próximas elecciones serán transparentes y ha advertido de que no consentirá acusaciones de "pucherazo", como ha sugerido el entorno de Tomás Gómez.

En rueda de prensa tras la primera reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE después del verano, Pajín ha tachado de "intolerables" esas acusaciones, procedentes del entorno del secretario general de los socialistas madrileños, contrario a que puedan votar los militantes de la agrupación de Móstoles, disuelta hace más de dos años.

El Comité de Ética y Garantías decidió que podían participar en la elección y hoy la Ejecutivo acordó darles la oportunidad de ponerse al día en el pago de sus cuotas como militantes para participar en el proceso.

Sobre la posibilidad de abrir un expediente a quienes han hablado de pucherazo, Pajín ha dicho que la dirección federal no se lo ha planteado, aseguró que no le gustaría tener que hacerlo y confió en que no sea necesario.

La número tres del PSOE apenas ha hecho comentarios sobre los militantes que han anunciado en Canarias, Aragón, Valencia, Murcia y La Rioja su disposición a competir en las primarias contra los candidatos oficiales, ya que, ha dicho, hasta que no recojan los avales suficientes sólo son "aspirantes".

Fue sin embargo tajante al hablar de Aragón, ya que el candidato que quiere competir con Eva Almunia, la persona avalada por la dirección del PSOE, está expedientado y en trámites de expulsión, por lo que no podría hacerlo.

Anuncio "insuficiente" de ETA

Respecto al alto el fuego declarado por ETA, Pajín ha dicho hoy que no esperan comunicados, sino hechos, en el sentido de que la banda terrorista diga, de forma clara y rotunda, que de una vez por todas deja las armas, se disuelve y abandona definitivamente la violencia.

Pajín se ha mostrado así de rotunda en la rueda de prensa posterior al primer Comité Ejecutivo de su partido, al referirse al vídeo en forma de comunicado que hizo ayer público ETA en el que anunciaba un alto el fuego.

La número tres del PSOE ha pedido prudencia y dicho que el comunicado de ayer es un paso "claramente insuficiente", porque la sociedad española y todos los demócratas no esperan comunicados, sino "decisiones y hechos" que apunten a su disolución y a que dejan definitivamente la violencia.