El PP de la Comunitat Valenciana (PPCV) ha desmentido que exista financiación ilegal del partido y ha sostenido que el nuevo informe policial que apunta a esta posibilidad es "falso" y sólo busca influir en las decisiones judiciales.

El PPCV ha hecho esta aclaración a través de un comunicado emitido anoche, después de conocerse un nuevo informe policial incorporado al sumario del "caso Gürtel", que insiste en que varios empresarios financiaron actos del partido pagando parte de la deuda que la formación política mantenía con Orange Market.

Los populares valencianos "desmiente tajantemente" que este informe, elaborado por la Brigada de Blanqueo de Capitales de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía, aborde la financiación de esta formación política, ya que nadie les ha pedido información sobre la misma.

"Sería la primera vez que sin disponer de una documentación esencial como es la contabilidad de un partido se pueda resolver que es irregular", han apuntado y han añadido que no se dan "por aludidos" ante un informe "falso", a la vez que "parcial, tergiversado y antiguo".

En este sentido, han asegurado que este informe "no es nuevo", sino la ampliación de otro elaborado en julio de 2009 "que fue desmontado en su totalidad".

A su juicio el objetivo de este nuevo informe sólo es "influir en la decisión de los jueces que deliberan en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y que en este momento tienen que responder al recurso de apelación presentado por este partido".

Ante estos hechos el PPCV se reserva su derecho a actuar "contra quienes impunemente intentar atacar el honor de este partido, o se hagan eco del mismo sin dejar claro que se trata de una nueva manipulación política".