02 de septiembre de 2010
02.09.2010
Una polémica medida del tripartito

El profesor no quiere que le examinen

El economista Xavier Sala, directivo del Barça y abierto independentista, amenaza con irse de la Universidad Pompeu Fabra si se ve obligado a acreditar su nivel de catalán

02.09.2010 | 02:00

El examen de catalán que el Gobierno de la Generalitat quiere hacer a los profesores universitarios para que puedan seguir enseñando levanta ampollas incluso entre los propios independentistas. Es el caso del polémico economista Xavier Sala i Martín (Barcelona, 1963), profesor de las universidades de Columbia, en Nueva York, y Pompeu Fabra, en Barcelona, que ha amenazado con marcharse de esta última si se le somete a un examen que no ha pasado ni el propio presidente Montilla. Lo aseguró en Facebook, en conversación con varios amigos, alguno profesor.


Sala i Martín es un personaje polémico. Publica en la Fundación FAES que encabeza el ex presidente José María Aznar, defiende que la globalización ha reducido el número de pobres (para escándalo de la izquierda), apoya sin ambages la independencia de Cataluña y ha llegado a ser directivo del Barcelona, cuya comisión económica presidió de 2004 a 2009. «En la Pompeu Fabra doy clases en catalán y amo a Cataluña. Pero no haré el examen de catalán para dar clases en la Universidad. No sé si lo haría bien o mal. Y no lo sabrán nunca porque me negaré rotundamente a hacer un examen de catalán. Ni el conseller Huguet ni ningún miembro del Gobierno catalán (cuyo presidente no ha pasado el examen que ahora exige a todos los profesores) son nadie para dudar de mi nivel de catalán. Si me obligan a hacer un examen, simplemente dejaré la Universidad Catalana de manera inmediata», aseguró el profesor en Facebook.


Sala lleva 25 años impartiendo clases en la universidad americana, en inglés, y nunca le han hecho un examen para «acreditar» su nivel en ese idioma. Y es que para el profesor, se pone el foco donde no se debe. «Para dar clases de economía, lo que se debería acreditar es que el profesor sepa de Economía, y no la lengua en que se enseña. La Universidad catalana jamás será líder mundial en nada si su profesorado se limita a personas que hablen catalán», añadió. Para el profesor, «autoimponer una barrera lingüística es de locos y de gente que no entiende el papel de la Universidad en la sociedad. La Universidad no es para aprender catalán, sino para aprender Economía, Medicina, Leyes o Física Nuclear. Ya vale del tripartito y sus infinitas tonterías. Ya vale de arruinar el país y todas sus instituciones», opinó.


Para Sala, la medida del tripartito «aleja el talento porque pone nuevas barreras a la gente buena que viene de fuera». Y también considera «un error» que se exija un nivel mínimo de castellano a los profesores extranjeros. «Las universidades de élite funcionan en inglés», aseguró. El profesor puso como ejemplo la Universidad china, en la que todas las clases son en ese idioma. «De aquí a pocos años, tendrán un par de universidades en el top 20, y nosotros seguiremos estando por debajo del 200», vaticinó. Y finalizó indicando que «imponer en vez de persuadir es el método de las izquierdas, que invariablemente nos conduce al Gulag».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine