Madrid,

El Gobierno central y el tripartito firmarán en la primera quincena de julio los traspasos a Cataluña del servicio de Cercanías en el área metropolitana de Barcelona y de la Inspección de Trabajo. Tras su primera reunión con el vicepresidente Manuel Chaves, el consejero de Interior de Cataluña, Joan Saura, dijo que en la misma ha planteado la necesidad de «un nuevo impulso en el desarrollo» de Estatuto.

El ministro de Fomento, José Blanco, irá el 7 de mayo a Cataluña para «poner punto y final» al traspaso de Cercanías. Desde la oposición, tanto el PP como CiU denunciaron que se trata de un traspaso precario y electoralista.