Madrid,

El director general de Tráfico, Pere Navarro, aseguró ayer que la DGT no contempla sustituir las multas por cursos de educación vial a los parados de larga duración, ni ninguna otra medida destinada a reducir el impacto económico de las infracciones en los gastos de estas personas. Preguntado por esta posibilidad durante la presentación del dispositivo especial de Tráfico para el puente del 1 de mayo, Navarro respondió categóricamente que «no», y advirtió de que «no puede haber excepciones» a las multas, porque «las excepciones matan las normas». En este sentido, afirmó que si los parados quieren evitar tener que pagar una multa, «la solución es muy fácil: no cometer la infracción». «Pocas bromas con las sanciones de tráfico, que es un tema básico y fundamental de la seguridad vial», insistió. Así, Navarro señaló que dos de los principios de actuación de la DGT es que todos los conductores son iguales y «no puede haber sensación de impunidad», a lo que añadió que la «infracción tiene que ser percibida como razonable por el ciudadano».

Asimismo, Navarro descartó que la cuantía de las multas varíe de acuerdo a las posibilidades económicas del infractor, ya que, según señaló, eso complicaría el sistema de tramitación de multas y actualmente no existe la tecnología necesaria para hacerlos, aunque reconoció que algunos países europeos se están planteando el tema.

Por otro lado, el dispositivo especial que la Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá en marcha para el puente del 1 de mayo prestará este año especial atención a los 50.000 motoristas que se prevé que circulen por las carreteras con motivo de la celebración en Jerez del Gran Premio de España de Motociclismo. En la operación especial de tráfico, que se desarrollará entre las 15.00 horas de hoy jueves y las 24.00 horas del domingo 3 de mayo, se prevén 5,1 millones de desplazamientos de largo recorrido.