Madrid,

Una de cada cinco familias españolas «es pobre», según alertaron ayer la Coordinadora de ONG para el Desarrollo-España y las plataformas de ONG Acción Social, de Voluntariado y de la Infancia y advirtieron que el dato «previsiblemente aumentará» si el Gobierno no toma medidas dirigidas a incrementar el gasto social y modifica el sistema de recaudación tributaria con destino a fines sociales «para combatir los devastadores efectos de la crisis económica».

En el transcurso de la presentación de la “Campaña IRPF 2009”, que tuvo lugar ayer en el CaixaForum de Madrid, los representantes de las principales agrupaciones de ONG pidieron al Ejecutivo, de forma conjunta, «que aumente hasta el 1 por ciento la asignación del IRPF destinada a fines sociales», fijada actualmente en el 0,7 por ciento, y que fije una «partida mínima presupuestaria», con independencia de lo que recaude a través de la «casilla solidaria» de la declaración de la renta. Asimismo, llamaron a los contribuyentes a «escoger la opción de fines sociales», con la que el año pasado se recaudaron más de 244 millones de euros.