Madrid

El Tribunal Supremo confirmó la condena a 30 años a Fernando Silva Sande, terrorista de los Grupos de Resistencia Antifascistas Primero de Octubre (GRAPO), por ordenar en 1990 el asesinato del doctor José Ramón Muñoz, jefe del equipo médico que trataba a los presos de la banda en huelga de hambre. Silva Sande fue condenado en febrero a 60 años por el asesinato de dos guardias civiles el 28 de diciembre de 1989 en la delegación de Hacienda de Gijón.