Madrid

El Rey expresó ayer al presidente francés, Nicolas Sarkozy, el «profundo agradecimiento» de los españoles por la «ejemplar cooperación policial y judicial» contra ETA, así como por los resultados en la lucha contra la delincuencia organizada.

En el brindis de la cena de gala en el Palacio Real en honor de Sarkozy y de su esposa, Carla Bruni, Don Juan Carlos subrayó que sólo «a través de la acción coordinada y del mayor compromiso con las instancias multilaterales» se logrará superar la «grave crisis económica» .

El monarca abogó por una mejora de las infraestructuras de interconexión a través de los Pirineos, marco en el que destacan los grandes proyectos emprendidos en las áreas de «energía, líneas ferroviarias o transporte de mercancías por mar». «Aún queda mucho por hacer; nuestros dos Gobiernos deben proseguir sin descanso en su trabajo por superar las barreras naturales que dificultan la comunicación» entre ambos países, añadió. El Rey agradeció a Sarkozy su esfuerzo para que se reconozca el papel que España «puede y debe» desempeñar en el G-20 en el nuevo orden económico». Don Juan Carlos definió a Sarkozy como un «probado amigo de España» y elogió su contribución al «creciente clima de amistad» entre los dos países. El monarca abrió su intervención con una frase de Cervantes -«amistades que son ciertas nadie las puede turbar»- y lo cerró citando a Voltaire, en francés «todas las grandezas del mundo no valen más que un buen amigo». Sarkozy intensificará la lucha contra el terrorismo: «No bajaremos la guardia frente a esa plaga, sea ETA o Al Qaeda» porque «nuestro deber es hacer justicia a los ciudadanos y proteger a las víctimas» dijo. «La república francesa estará siempre del lado de la democracia española», añadió el presidente quien reafirmó su respaldo a la inclusión de España en el G-20 como miembro de pleno derecho. Acto seguido se comprometió a que «los Pirineos dejen de ser una barrera» y destacó el enorme interés de los franceses por todo lo español y citó la movida madrileña. En la cumbre bilateral ambos gobierno pondrán en marcha operaciones comunes contra la inmigración.

Sarkozy se reunió con Rajoy a quien felicitó efusivamente por los resultados electorales en Galicia y País Vasco, para tratar a continuación de iniciativas comunes de caras a las elecciones europeas. La histórica visita de Sarkozy y Carla Bruni comenzó a las once y media. Los Reyes les dieron la bienvenida en el Pardo. Allí estaba el presidente Zapatero. Asistieron a un almuerzo en la Zarzuela y visitaron el Museo del Prado.