León, Las letras españolas se tiñeron ayer de luto por el inesperado fallecimiento del escritor Antonio Pereira, acaecido en la mañana de ayer en su domicilio de León a los 85 años de edad, y que deja tras de sí la amable e irónica estela de un consumado especialista dentro de la narrativa breve.

Cientos de personas y numerosas adhesiones, entre ellas las del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recibió Úrsula Rodríguez, viuda del también poeta y novelista que había nacido en Villafranca del Bierzo (León) el 13 de junio de 1923. Aunque se inició en la letras dentro de la poesía y es autor de dos novelas, la obra literaria de Pereira se ha centrado en el relato breve, que abrió en 1966 con la publicación de "Una ventana a la carretera", con el que obtuvo el Premio Leopoldo Alas. Galardonado en 1988 con el Premio Fastenrath de la Academia de la Lengua y en 1999 con el Castilla y León de las Letras, Pereira ocupa un lugar destacado en la narrativa de la segunda mitad del siglo XX.