Madrid

El Tribunal Superior de Madrid ha imputado al parlamentario madrileño del PP Alfonso Bosch Tejedor y al ex viceconsejero de Inmigración del Gobierno de Esperanza Aguirre, Juan Carlos Clemente Aguado, por su presunta implicación en la trama de corrupción "Gürtel". El PP madrileño ha decidido dejar en manos de Bosch la decisión de mantener su acta de diputado regional. El PSOE exige a Aguirre que asuma «inmediatamente» sus responsabilidades políticas derivadas del caso.

La Sala Civil y Penal del tribunal decidió citar a declarar el próximo martes como imputados a Bosch Tejedor y a Clemente Aguado, dos nuevos implicados en la trama de corrupción de empresas que salpica a administraciones del PP. El parlamentario regional Bosch Tejedor es el primer aforado madrileño al que se imputa en el procedimiento penal iniciado por el juez Garzón, debido a que la Sala aprecia en la conducta del imputado la comisión de delitos de cohecho y tráfico de influencias, tal y como señala el auto del TSJM.

Según el juez Baltasar Garzón, el ex gerente de la Empresa Municipal de Suelo y Vivienda de Boadilla del Monte, adjudicó directamente a "Easy Concept" -una de las empresas investigadas- contratos del Ayuntamiento de este municipio. Además, Bosch habría intermediado para conseguir que se adjudicara a la Constructora Hispánica la construcción de la Ciudad Deportiva de Boadilla. Y el juez de la Audiencia Nacional va más lejos, acusando al diputado del PP de ser una persona próxima al supuesto "cerebro" de la corruptela, Francisco Correa, al mantener «un papel destacado» en sus operaciones inmobiliarias, de las que se habría embolsado más de 250.000 euros. En el caso del ex viceconsejero de Inmigración de la Comunidad de Madrid, Clemente habría recibido 16.000 euros de la trama en 2006, momento en el que ocupaba su cargo. Por otro lado, Correa, imputado por delitos de asociación ilícita, blanqueo de capitales, fraude fiscal, cohecho y tráfico de influencias, también declarará el próximo jueves, así como los empresarios Alfonso García Pozuelo-Asíns, el presidente de la Constructora Hispánica, y Enrique Ruiz de la Fuente.

Poco después de conocerse la decisión del TSJM, el PP de Madrid ha hecho pública su determinación de dejar en manos de Alfonso Bosch, la decisión de mantener su acta de diputado regional, o por el contrario, abandonarla. El PP se ha basado en que han de ser los parlamentarios quienes soliciten su suspensión como tales. «El acta de diputado no se le puede retirar ya que ha de ser él quien solicita su suspensión», señaló, aunque primero habrá que esperar a que Bosch declare ante el juez. Otras fuentes del PP madrileño, aseguraron que por fin Bosch «va a poder ejercer su derecho a la defensa, junto a su abogado, un derecho constitucional».

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, criticó ayer a Rajoy por la defensa que realizó ayer del presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, y calificó de «penoso» e «insultante» que ponga los listones morales o éticos en si son «muchos o pocos los trajes» que le han regalado.

Por otro lado, la portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, también ha querido dejar constancia de su opinión al respecto, y ha reclamado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que asuma «inmediatamente» sus responsabilidades políticas derivadas del "caso Gürtel". «Esperanza Aguirre, que es la máxima responsable del PP de Madrid y del Gobierno regional, tiene que asumir sus responsabilidades una vez que el TSJM ha imputado al ex viceconsejero y a Alfonso Bosch».