Madrid

La dirección de Iveco España presentará un expediente de regulación de empleo (ERE) con el que pretende despedir a 1.000 empleados del centro de trabajo de Madrid, que cuenta con un total de 2.904 trabajadores, informó ayer la compañía. Junto con este ERE de extinción, la empresa planteará asimismo otro ERE de suspensión que afectará de forma rotatoria a toda la plantilla del mencionado centro hasta finales de año. Iveco España, perteneciente al grupo italiano Fiat, ya llevaba a cabo un ERE suspensivo para toda la plantilla de los centros de Madrid y Valladolid durante 65 días laborables, si bien la «drástica» caída de su cartera de pedidos le ha obligado a plantear estos nuevos ERE en Madrid para ajustar su capacidad productiva al descenso de la demanda. Estas medidas de regulación de empleo fueron presentadas por la dirección de Iveco ayer al comité de empresa de Madrid, con el que tienen previsto reunirse en los próximos días para iniciar la negociación de ambos ERE.