Valencia

El Tribunal Superior de la Comunidad Valenciana se declaró ayer competente para asumir las investigaciones del juez Baltasar Garzón sobre la trama de corrupción del "caso Gürtel" en los hechos atribuidos al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, al portavoz del PP en el parlamento autonómico, Ricardo Costa, al ex consejero y ex vicepresidente regional, Víctor Campos y a Rafael Betoret, ex jefe del gabinete de Turismo.

La sala de lo civil y penal ha decidido la apertura de diligencias previas por un posible delito de cohecho «para determinar la naturaleza de los hechos y la posible participación en los mismos de las personas mencionadas», pero elimina toda referencia a la financiación ilegal, lo que ha llevado a Costa a calificar el auto del tribunal de «varapalo» para el PSOE.

El magistrado José Flors ha sido designado instructor de esta investigación penal. El tribunal ha adoptado esta decisión una semana después de que la Fiscalía anticorrupción le solicitara que tomara declaración a Camps y a Costa, aunque especificaba en el escrito que en el estado actual de la causa, las dádivas que percibieron «no aparecen relacionadas con una actividad concreta de las mercantiles vinculadas a Francisco Correa».

El tribunal valenciano advierte en su auto sobre el secreto sumarial bajo el que se encuentra este caso y, «a la vista de las numerosas filtraciones que se están conociendo a través de los medios de comunicación», subraya que esta medida afecta a todas aquellas personas ajenas al proceso.

En este sentido, avisa de que el abogado de cualquiera de las partes que no lo respete deberá asumir una multa , que también se aplicará a los funcionarios a los que además se les recuerda que incumplirían el Código Penal, que tipifica como delito «el hecho de revelar actuaciones declaradas secretas por la autoridad judicial, como lo ha sido la causa principal de este procedimiento», informa la agencia Efe.

El tribunal insiste en la regulación del secreto sumarial, puesto que «recientemente ha sido objeto de reproducción en diversos medios de difusión, previo su escaneado y remisión por medios electrónicos, algún escrito dirigido por el Fiscal» a la Sala de lo Civil y Penal.

La decisión llega después de que el pasado 5 de marzo el juez Garzón, aconsejado por la Fiscalía Anticorrupción, se inhibiera a favor del tribunal valenciano de parte del "caso Gürtel" y de que, once días después, la causa llegara remitida desde la Audiencia Nacional.

El secretario general del PPCV, Ricardo Costa, mostró su «máximo respeto» ante la decisión del tribunal y afirmó que «dos de las tres acusaciones esgrimidas hasta la fecha ya han caído por su propio peso». Al respecto, señaló que «en ningún momento» se hace mención en el auto a los delitos de financiación ilegal del partido ni de tráfico de influencias, dos de los supuestos hechos que Garzón enviaba a Valencia.