Madrid

El coordinador general de IU, Cayo Lara, descartó ayer un acuerdo global de su formación con el PSOE en el Congreso para dar estabilidad al Gobierno y apoyará propuestas puntuales, después de percibir que José Luis Rodríguez Zapatero no tiene intención de modificar su política económica ante la crisis.

El jefe del Ejecutivo se reunió ayer con Lara durante hora y media en un ambiente «cordial», según ambas partes, y escuchó las propuestas de IU para incentivar la economía y la creación de empleo. Lara dijo que IU apoyará medidas en favor de los parados, quienes sufren desahucios o para las pymes, pero no para aquellos que, en los momentos de bonanza, lograron grandes beneficios económicos.

Mientras, el PP exigió al Gobierno que preserve «la libertad de criterio» del gobernador del Banco de España, Fernández Ordóñez.

Por otra parte, el líder del PP, Mariano Rajoy, irá el jueves a la recepción del Gobierno catalán en el día de Sant Jordi, en un gesto inédito que se inscribe en el acercamiento de los populares a los partidos nacionalistas, en momentos de debilidad parlamentaria para el PSOE.