El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, defendió ayer la labor de la Policía en la lucha contra la banda terrorista ETA y sostuvo que colabora «todos los días y a todas horas» con la Fiscalía, por lo que las quejas del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, se deben a una «diferencia interpretativa». El ministro desveló en una entrevista en la Cadena SER que tras estas declaraciones habló con el fiscal general y aclararon estas diferencias, por lo que ha considerado que este tema ya «está zanjado», tal y como el propio Conde-Pumpido indicó horas después asegurando que se había tratado de una «pequeña descoordinación» que no se iba «a volver a producir».