Pamplona

La banda terrorista ETA ha intensificado «notablemente» las cantidades de dinero que exige a los empresarios navarros a través de cartas de extorsión, según el presidente de la patronal navarra, José Manuel Ayesa, quien ha dicho que ha llegado a demandar más de 100.000 euros y en ocasiones hasta 400.000.

«Si la horquilla habitual se encontraba entre 20.000 y 60.000 euros, ahora supera los 100.000 e incluso en algunas se aproxima a los 400.000», explicó el presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), quien confirmó un aumento en los dos últimos meses del número de cartas y de los importes exigidos.

El presidente de la patronal navarra lamentó que «los envíos son continuos», y que ya no se puede hablar de «nuevas remesas», puesto que «no hay una sola semana» en la que no haya noticias de que algún empresario «ha recibido una carta», informa la agencia Efe.

Pero no todos los empresarios «denuncian o nos comunican» que la banda terrorista les ha exigido el pago del impuesto revolucionario, añadió Ayesa, por lo que «saber el número es complicado», aunque sí ha dicho tener constancia de que, al menos en Navarra, «cada vez son menos los empresarios que sucumben ante las amenazas».

Ayesa manifestó que no hay ninguna modificación en cuanto «al funcionamiento de extorsión de la banda», aunque «la falta de financiación que recibe a través de otros canales y la ilegalización de los partidos políticos» implica que «al no contar con cargos públicos, que podrían derivar los ingresos, a la banda terrorista no le quede otra opción que los empresarios».

La extorsión en Navarra y en el País Vasco «no ha cesado en ningún momento desde hace muchísimos años», aunque «en unas etapas se intensifique más que en otras y ahora estamos viviendo un momento en el que se intensifican», dijo el presidente de CEN.

Mientras, la etarra detenida el miércoles en Francia, Itxaso Legorburu Medinabeitia, fue trasladada ayer a París, donde será interrogada, antes de pasar a disposición judicial. Las fuerzas de seguridad galas mantienen la búsqueda del hombre que la acompañaba cuando fue arrestada junto a una armería y que logró huir a pie.

Por último, el ex presidente del PNV Xabier Arzalluz afirmó que con las amenazas de ETA contra el socialista «Patxi López y los suyos», en toda España «tienen un motivo más de popularidad», y por ello lo que se puede pensar es que la banda terrorista «quería ayudarles».

«ETA debería saber cuándo sus posturas ayudan o "desayudan" porque en el fondo lo que vamos a pensar es que -con este comunicado- quería ayudar» al futuro lendakari, por el apoyo que va a recibir en España «simplemente porque le ha amenazado ETA», llegó a declarar ayer Arzalluz.