Madrid

La Fiscalía Anticorrupción considera que, «en el estado actual» de la investigación del "caso Gürtel", no existen indicios bastantes que permitan relacionar al tesorero del PP y senador Luis Bárcenas y al eurodiputado Gerardo Galeote con la supuesta trama corrupta del empresario Francisco Correa. Por ello, «no procede elevar exposición razonada al Tribunal Supremo» -a quien correspondería investigarles por tratarse ambos de aforados de carácter nacional-, y la causa debe seguir tramitándose en los tribunales superiores de Madrid y Valencia. Del mismo modo, ha pedido que se tome declaración a Camps, aunque los trajes «no aparecen relacionados» con Correa.

En los informes a los citados tribunales superiores se dice que, «pese a lo expuesto» por el juez Baltasar Garzón en su auto del 31 de marzo, «en el momento actual no pueden equipararse los indicios referidos a los tres aforados de Madrid con los de Luis Bárcenas y Gerardo Galeote». Se refiere la Fiscalía a los hechos atribuidos a los diputados regionales Alberto López Viejo, Alfonso Bosch y Benjamín Martín Vasco, cuya investigación corresponde al Tribunal Superior de Madrid. Las fiscales adscritas al caso, Miriam Segura y Concha Sabadell, piden que el instructor del caso, el magistrado Antonio Pedreira, les tome ya declaración.

De Bárcenas, Anticorrupción señala que Garzón se refiere a apuntes encontrados en un "pendrive" intervenido en el piso franco en la calle Serrano de Madrid, aunque no puede afirmar que «las siglas LB o el nombre de Luis el cabrón» correspondan al tesorero del PP, «resultando más oportuno esperar al avance de la investigación».

Destaca la Fiscalía que la Policía reconoce que no aparece persona, diferente de Bárcenas, cuyas iniciales sean LB y que esté relacionada con los demás miembros de la organización. «En el estado actual, no cabe sino reiterar lo expuesto sin perjuicio de que, a lo largo de la instrucción, aún en estado inicial, aparezcan datos que permitan identificar la persona que aparece tras las iniciales L, LB, así como el origen de los cobros». Del eurodiputado Galeote, Anticorrupción considera que «no concurren indicios bastantes de criminalidad» contra él que determinen la inmediata remisión de la causa al Supremo. «Ello sin perjuicio de que, a lo largo de la instrucción, pueda estimarse procedente dicha remisión», puntualiza la Fiscalía, señalando, además, que para establecer que una conducta pueda ser constitutiva de delito «resulta imprescindible una más profunda instrucción que se extienda al motivo de los pagos eventualmente percibidos por los aforados».

En el segundo informe sobre la parte valenciana (en la que están implicados, indiciariamente, el presidente Francisco Camps y el diputado del PP Ricardo Costa), la Fiscalía dice que los hechos atribuidos a ambos -recepción de dádivas de alguno de los imputados-, «no aparecen relacionados con una actividad concreta de las mercantiles vinculadas a Correa» y son escindibles de la causa principal. El informe concreta que la documentación intervenida parece reflejar la recepción por Camps de prendas de vestir de las tiendas Milano y Forever Young abonadas por el entorno de Correa por 4.700 euros y 8.073,5 euros, respectivamente.