Madrid, El PNV ha pedido una patria «libre de ataduras externas y de violencia terroristas» para «construir nación vasca», desde la oposición. El líder nacionalista vizcaíno Iñaki Ortúzar aseguró que «los vascos de los siete territorios constituyen una nación y nuestro único límite es la libre determinación de los ciudadanos».

Ante la celebración este domingo del primer Aberri Eguna desde la oposición, el PNV ha optado por el desafío soberanista, Ortuzar ha pedido «cimentar día a día la nación vasca», y se ha comprometido a promover «el cambio político y social para que los navarros puedan ejercer su vasquidad libremente y para que Iparralde (País Vasco francés) consiga un reconocimiento institucional como entidad política y administrativa».

Ortuzar se mostró «escéptico» ante la apuesta del vicepresidente Manuel Chaves por la descentralización de las competencias y los recursos estatales. El PNV añadió sobre el futuro gobierno de Patxi López que «suenan tantanes de guerra» en la diputación de Alava.

Por último, Iñigo Urkullu, por su parte, sostiene en su blog que se abrirán «nuevos caminos de paz en un futuro inmediato», porque «el tiempo de ETA está llamado a terminar».