Madrid, La mujer del que fuera vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Jesús Merino, creó una sociedad fantasma junto a Luis Bárcenas, tesorero del PP e implicado en el llamado "caso Gürtel". Se da la circustancia de que los últimos informes elaborados por la policía sobre Bárcenas, aseguran que el tesorero del PP usó sus contactos políticos para amañar un concurso de la Junta de Castilla y Léon y beneficiar a la trama.

La unidad Central de Delincuencia Económica de la policía señala en sus últimos informes que la sociedad Astrolago «no tiene ni actividad , ni trabajadores». Según adelantó ayerla Cadena SER , esa sociedad, liquidada hace apenas dos semanas fue creada por Ana Gutiérrez (esposa del que fuera vicepresidente de la Junta de Castilla y León Jesús Merino), Luis Bárcenas tesorero del PP y Jesús Sepúlveda, hombre de confianza de Aznar e imputado también en el "caso Gürtel".

Las últimas investigaciones policiales sobre la trama, sitúan a Bárcenas como intermediario en un contrato de la Consejería de Fomento de Castilla y León que en 2002 fue presuntamente «amañado» a favor de las empresas de la trama de Correa. Para logar este contrato, según la UDEF, la trama habría utilizado a algún político con capacidad para influir en esa consejería. Jesús Merino, cuya mujer creó la sociedad fantasma junto a Bárcenas ocupó esa misma consejería (la de fomento) además de la vicepresidencia de la Comunidad. Por ese contrato amañado, Luis Bárcenas habría cobrado presuntamente una comisión de más de 18.000 euros. Según la investigación de la policía, la de Bárcenas no sería la única comisión por ese contrato «amañado». Además del propio Correa, por esa «mediación» cobraron otras tres personas, todavía pendientes de identificar.

Jesús Merino, actual diputado popular por Segovia, fue consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León y vicepresidente de la Junta hasta 1999. Además, ha sido secretario Regional del PP y presidente de la Unión Parlamentaria.

En declaraciones a la Cadena Ser, Jesús Merino asegura que la actividad profesional de su mujer nada tiene que ver con la suya como político «tenemos separación de bienes».

Reconoce su amistad con Bárcenas y Sepúlveda y no niega conocer a Correa (Merino, como Correa posee un despacho en la madrileña calle serrano; Merino en el número 50, Correa en el número 40). No obstante niega cualquier relación con la presunta trama corrupta: «Jamás he intercedido por ninguna empresa y no he cobrado nada de Paco Correa».

Por otro lado, el secretario general del PSOE de Castilla y León, Oscar López, pidió ayer al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que aclare a quién dirige su discurso cuando habla de que si él resultara implicado en el denominado "caso Gürtel" dimitiría de su cargo. «¿Se refiere al presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps? ó ¿al tesorero del PP, Luis Bárcenas? ó ¿a miembros de su Gobierno?», se preguntó López, quien reconoció que le sorprendió el discurso de Herrera en una entrevista con la Cadena Cope el pasado sábado.

«El proceso está en marcha», dice Camps sobre la trama

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha rechazado pronunciarse sobre el plazo dado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana a las partes personas en el "caso Gürtel" para que se pronuncien sobre la competencia del órgano que debe investigar los hechos, y se ha limitado a repetir que se trata de un proceso que está «en marcha». Camps contestó así al ser preguntado en rueda de prensa por la decisión de la Sala de lo Civil y Penal del TSJCV de dar al Ministerio Fiscal y a las partes personadas un plazo de cinco días hábiles para que se pronuncien sobre la competencia del órgano jurisdiccional que debe investigar los hechos. En dos ocasiones, el jefe del Consell respondió a la periodista con la misma frase: «Proceso en marcha». Además, el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, exigió ayer al consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, que explique el contenido de la conversación que mantuvo en la comida con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Javier Vieira, y que deje su cargo como consejero «cuanto antes». «A fecha de hoy seguimos sin saber de qué habló Granados con el presidente del TSJM», señaló el socialista madrileño, quien recordó que, al menos, ya han reconocido que hablaron de la "Operación Gürtel".