Madrid, El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el de Justicia, Francisco Caamaño, acordaron ayer que la Abogacía del Estado recurra ante los tribunales las últimas ayudas que el Gobierno vasco aprobó, estando ya en funciones, para sufragar los viajes a las cárceles de familiares de presos de ETA. Así lo señalaron a Efe fuentes del Ejecutivo, que precisaron que la Abogacía del Estado recurrirá estas ayudas ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV).

El Gobierno Vasco lleva convocando este tipo de ayudas desde el año 2006, con la oposición de PSE y PP, pero hasta ahora el Departamento de Justicia, que es el que dicta la orden, no había convocado las subvenciones en el primer trimestre como ha hecho este año, con el argumento de que la orden de ayudas «no ha cambiado» con respecto a la de otros ejercicios. El Boletín Oficial del País Vasco publicó el pasado día 24 la convocatoria de ayudas para sufragar los viajes de los familiares de presos hasta las cárceles, 23 días después de las elecciones autonómicas del 1 de marzo.

El consejero vasco de Justicia en funciones, Joseba Azkarraga, acusó al Gobierno de «oportunismo político» y se preguntó por qué el PSE-EE aprobó los Presupuestos en el Parlamento vasco, que recogen expresamente esta partida, «si es un tema tan grave». Azkarraga afirmó que, si se consideraba «de gravedad» la cuestión, las subvenciones deberían haberse impugnado «el año pasado o el anterior o el anterior, que también estaban en vigor». «¿Por qué se decide recurrir ahora el decreto?», se preguntó.

Por otra parte, la nueva presidenta del Parlamento vasco, la popular Arantza Quiroga, aseguró que las críticas que ha recibido por su falta de dominio del euskera son sólo una «excusa», porque realmente «lo que más ha escocido es que sea el PP el que tenga ahora la responsabilidad de presidir» la Cámara de Vitoria. Además, explicó que lo que «más le gusta» del acuerdo de bases alcanzado con los socialistas es que los populares «no están obligados» a apoyar los Presupuestos autonómicos ni todas las políticas del futuro Gobierno vasco presidido por Patxi López.