Madrid

El vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Manuel Almenar sugirió ayer, como medidas para reducir el alto nivel de litigiosidad en España, la despenalización de conductas leves, la supresión de la posibilidad de recurso en el caso de delitos de baja intensidad y el fomento del arbitraje.

Respecto a la necesidad de reducir el número de asuntos que llegan a los juzgados españoles, la portavoz del CGPJ, Gabriela Bravo, se preguntó «hasta qué punto se ha judicializado en exceso» la vida de nuestro país.

De otro lado, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que el Gobierno seguirá negociando con la Policía Nacional y la Guardia Civil, al igual que en la legislatura anterior, para tratar de subir sus salarios más que los del resto de funcionarios del Estado.