Madrid.- La propuesta de los 400 euros que ha lanzado el PSOE no le ha gustado tampoco a los partidos minoritarios. Para el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, debería aplicarse urgentemente una reducción del 5% en el IRPF y una del 9% en la factura energética del gas y la electricidad, para que el consumo «no caiga en picado». Una medida que se puede llevar a cabo antes de las elecciones en lugar de prometer rebajas para después, y no como la propuesta de Zapatero, que consideró «frívola».

A juicio de Duran, entre las propuestas de Zapatero y las de Rajoy, la precampaña «da la sensación» de haberse convertido en una «subasta». Por ello, le pidió a los políticos que se tomen «muy en serio lo que está sucediendo en términos económicos». Algo similar consideró el portavoz de ERC en el Parlament, Joan Ridao, que calificó de «auténtico virus» la proliferación de medidas fiscales de esta precampaña electoral. «Zapatero, disfrazado de Harry Potter, se sacó otro conejo de la chistera», señaló el republicano.

Además, consideró «ofensiva» la medida, porque los 5.000 millones que costaría al Estado equivalen, según ERC, a una cuarta parte del déficit fiscal catalán o al 80% de los 6.000 millones que los republicanos reclaman para cercanías de hasta 2020.

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, señaló que con los 5.000 millones de euros que se dejarían de ingresar por esta «frivolidad de derechas del PSOE, se podrían pagar la universalización de la enseñanza infantil de 0 a 3 años, universalizar la atención primaria y adelantar el fin de la inversión en materia de atención a la dependencia».

Beneficiarios en Castilla y León

El secretario regional del PSOE, Angel Villalba, cifró ayer en un millón las declaraciones que se podrán beneficiar en Castilla y León de la devolución de 400 euros del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) anunciada por Rodríguez Zapatero.