Madrid.- Al mostrar su apoyo a todos los etarras presos y pedir un aplauso para Igor Portu y Martín Sarasola, autores del atentado de Barajas donde hubo dos asesinatos, la alcaldesa de Hernani no cometió ningún delito. Así lo entiende el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que decretó ayer el archivo de las diligencias contra Marián Beitialarrangoitia por un delito de enaltecimiento del terrorismo. El juez apela a la «libertad de expresión» y argumenta que la alcaldesa de ANV realizó un «elogio o defensa de ideas, aunque éstas pongan en cuestión el marco constitucional» que no puede entenderse como delito. El fiscal recurrirá al considerar que la regidora incurrió en un «auténtico apoyo a las actividades terroristas». Mientras, ocho sedes del PNV en Vizcaya amanecieron con pintadas en las que se acusa a dicho partido de «traidor» y de «torturador», y en algún caso los autores han dibujado dianas en la imagen del que fuera presidente del Parlamento vasco Juan María Atutxa.