Madrid.- Dos encuestas hechas públicas ayer muestran la amplitud de las proyecciones sobre el voto para las elecciones del próximo 9 de marzo. Así mientras uno de los sondeos sitúa al PSOE ocho puntos por delante del PP, el otro reduce esta diferencia a sólo dos puntos.

Así, los socialistas sacan ocho puntos de ventaja al PP en intención directa de voto, según un sondeo-flash de Metroscopia para "El País", realizado el pasado jueves con 800 entrevistas telefónicas. Los socialistas obtienen el 34,6%, y el PP, el 26,8%. Estas aproximaciones reflejan la intención directa de voto, pero hay un 16,6% de electorado que aún no tiene decidido quién quiere que gobierne, según la encuesta.

Desde Barcelona, la distancia se reduce a dos puntos. El último sondeo de Noxa para el diario "La Vanguardia", realizado entre los días 11 y 16 de enero -es decir, sin medir completamente los efectos del fichaje de Manuel Pizarro y de la exclusión de Ruiz-Gallardón-, arroja la misma correlación electoral que las dos anteriores encuestas, de octubre y diciembre: un PSOE que se mantiene por encima del 42% del voto -como en el 2004- y un PP que ha crecido en dos puntos y que roza ahora el 40% de los sufragios y se acerca al escenario del empate técnico.

Según este sondeo, el PP parece haber amarrado una horquilla de escaños que gira en torno a los 155 diputados -siete u ocho más que en el 2004-, mientras que el PSOE logra mantenerse por encima de los 160. De ese modo, la actual ventaja socialista en la Cámara (16 diputados) se reduciría a la mitad, aunque el PSOE todavía podría sumar varias mayorías: con IU, CiU y PNV. Por otra parte, según el citado sondeo de Metroscopia para "El País", el 56% de los encuestados considera que el candidato del PP a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, se equivocó al excluir al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, de las listas del PP para el Congreso.