Madrid.- La Alianza de las Civilizaciones -una idea expuesta ante la ONU hace más de tres años por el presidente Zapatero- cobró cuerpo ayer por primera vez en Madrid con la inauguración de su I Foro, que se clausurará hoy. El primer ministro turco, coimpulsor de la idea junto a Zapatero, aseguró que la entrada de su país en la UE será una prueba del éxito de la Alianza. España pidió a los reunidos que apoyen los esfuerzos de EE UU por la paz en Oriente Medio.

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró ayer que la entrada de Turquía en la UE sería una muestra de que «La Alianza de Civilizaciones es posible» y sostuvo que «cualquier obstáculo en el camino de Turquía también será un obstáculo para la paz en el mundo». Erdogán participó en la inauguración del I Foro de la Alianza de Civilizaciones que se celebra hasta hoy en Madrid junto al presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero; el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y el Alto Representante para la Alianza de Civilizaciones, Jorge Sampaio.

Un total de 350 personalidades de más de 80 países acudieron a la cita, apadrinada por la ONU y que es plasmación de una idea alumbrada hace tres años y medio ante la Asamblea General de Naciones Unidas. Faltaron, sin embargo, algunos rostros populares que habían sido anunciados, como George Clooney, Angelina Jolie o Antonio Banderas. En su ausencia, las estrellas mediáticas fueron la reina Noor de Jordania y la esposa del emir de Qatar, Nozah bit Naser, quienes, además, fueron las más generosas, al anunciar unas donaciones de cien millones de dólares para poner en marcha proyectos concretos que fomenten el acercamiento entre civilizaciones. En el caso de la soberana qatarí, el dinero irá destinado a un plan de empleo para jóvenes de países en vías de desarrollo que permita combatir la marginalidad en esas naciones. Por otra parte, el ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, reclamó a todos los participantes un «compromiso general» de apoyar los «esfuerzos» realizados por la administración de EE UU para lograr una paz definitiva en Palestina.