Un trasvase de voto de sólo 25.000 papeletas puede poner al PP a apenas tres o cuatro escaños del PSOE, si las transferencias se dan en las provincias donde la adjudicación del último diputado en el 2004 se produjo con márgenes muy estrechos, como las 230 papeletas de Lérida y Teruel, o las mil de Cádiz. Esta circunstancia se da en 10 circunscripciones, según informó ayer el diario barcelonés "La Vanguardia". El desenlace global podría significar incluso un auténtico vuelco si el trasvase afectara también a aquellas circunscripciones (como Baleares, Alava o Tarragona, entre otras) donde el último escaño del PSOE depende del comportamiento de unos pocos miles de votantes (entre 6.000 y 8.000). De producirse un cambio en todos estos distritos, unos 12, el PP podría ponerse hasta seis diputados por delante. Una leve pérdida de tensión electoral de la izquierda inconstante que reapareció en los polarizados comicios del 2004 para dar la victoria al PSOE propiciaría un acortamiento parlamentario entre los dos principales partidos. Casi todos los sondeos detectan una mayor movilización en el electorado de centroderecha que en el de centroizquierda. Si, por el contrario, la desmovilización afectara más a la derecha, el desenlace podría acentuar la ventaja parlamentaria del PSOE, aunque las expectativas son más bien modestas. Si la exploración se ciñe a las provincias donde la distancia es muy corta -3.000 votos-, los socialistas sólo cuentan con posibilidades de arrebatar un escaño en Castellón. La proporción de escaños en auténtico peligro entre PSOE y PP es de tres a uno: los primeros tienen en claro riesgo seis o siete; los segundos, sólo dos.

Para aspirar a una ventaja mayor, el PSOE debería ganar al PP en provincias donde la distancia en el 2004 fue también de unos pocos miles de votos (entre 4.000 y 7.000), pero donde el socialismo vence desde 1982 (Guadalajara), desde 1986 (Valladolid) o desde 1989 (Cuenca). Además, debería ampliar ventaja hasta márgenes que no se producen desde hace 15 años en provincias como Badajoz. El PSOE podría así aspirar a 9 escaños más que ahora (173), pero por debajo de la mayoría absoluta.