Madrid.- El lendakari, Juan José Ibarretxe, se sumó el miércoles por la noche al brindis por España que hicieron los asistentes a la celebración institucional del 70º cumpleaños del Rey y «aplaudió con aparente entusiasmo» todos los discursos, según aseguró ayer a la cadena SER el presidente del Gobierno de Cantabria, el regionalista Miguel Angel Revilla. Revilla relató algunos de los detalles de la cena, como que vio al Rey «muy emocionado», en especial durante el discurso del Príncipe. «Hizo un discurso de hijo, no lo habitual que escuchamos cuando el Príncipe está hablando del Rey. Ahí sí que vi yo que se le cayeron las lágrimas», dijo Revilla. Revilla contrapuso el ambiente «agradable» que había en su mesa -donde también estaban el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y ex presidente del FMI Rodrigo Rato- con el que percibió en la mesa de Ibarretxe, sentado «entre Rajoy y el Príncipe». «Ahí igual era un poco más tirante la situación», admitió Revilla, quien reveló que el ex secretario general del PCE Santiago Carrillo fumó, pese a la prohibición expresa de hacerlo. En respuesta a estas revelaciones, Ibarretxe destacó que «hay una cuestión muy clara en el pueblo vasco, la educación, ser educado, y por lo tanto, mantener las formas, que son parte del fondo».