Madrid.- «A estas alturas no hay ni un solo español que no tenga la total y absoluta certeza de que ANV es lo mismo que Batasuna y ETA», afirmó el líder del PP, Mariano Rajoy, que, en consecuencia, anunció su intención de exigir formalmente la convocatoria de un Pleno Extraordinario y urgente del Congreso para instar la ilegalización de ANV y del PCTV. Pocas horas después el Grupo Popular registró en la Cámara Baja su petición formal de convocar una reunión extraordinaria del Pleno para debatir una proposición no de ley que inste al Gobierno a iniciar el proceso de ilegalización de ambas formaciones. El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, volvió a insistir en que solo se iniciaran las ilegalizaciones cuando «existan pruebas suficientes».

El objetivo del PP no es otro que ANV no pueda presentarse a las elecciones del próximo 9 de marzo y con tal fin tramitó esta nueva proposición de ley. «Se puede hacer, estamos a tiempo», afirmo Rajoy que señaló que este procedimiento es «exactamente el mismo» que PSOE y PP utilizaron en 2002 para impedir que Batasuna pudiera presentarse a las elecciones del 2003.

«Se trata de hacer exactamente lo mismo y por las mismas razones», afirmó en una entrevista concedida a la Cadena Cope, recogida por OTR/Press, en la que relata cómo los dos partidos presentaron «conjuntamente una proposición no de ley en el Congreso a finales de agosto de 2002. Esto fue a los tribunales y el tribunal declaró que este partido no se podía presentar a las elecciones de 2003, como así fue».

El PP quiere, según su secretario general, Angel Acebes, aprovechar la última «oportunidad» para que se inicie el proceso antes de que se disuelvan las Cortes. «Quedan muy pocos días», avisó Acebes que en todo caso señaló que son «los suficientes» para que pueda celebrarse esa sesión plenaria con carácter extraordinario si hay «voluntad política».