Barcelona.- El negocio particular que los padres del presidente de Ciutadans (C's), Albert Rivera, tienen en Granollers (Barcelona) amaneció ayer con pintadas amenazadoras. En la entrada del comercio había dibujados un punto de mira e insultos. A las puertas del domicilio del político había un panel con una foto suya con una bala clavada en la frente y alrededor sangre cayendo de la herida. Asimismo, junto al paquete se encontró una carta con amenazas de muerte.