Madrid.- El Rey expresó ayer su «más profunda repulsa y firme condena» a «la lacra abominable e inaceptable» del terrorismo, al dedicar su «más sentido recuerdo» a sus víctimas, durante el discurso pronunciado en el acto de la Pascua Militar, celebrado en el Palacio Real un día después de cumplir 70 años. Al acto asistieron la Reina y los Príncipes de Asturias, representantes de los tres ejércitos y la Guardia Civil, así como el presidente Zapatero y los ministros de Defensa, José Antonio Alonso, e Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, informa Efe.

En el discurso en el Salón del Trono, el Monarca tuvo un recuerdo emocionado para los dos guardias civiles asesinados por ETA el 1 de diciembre de 2007 en Francia y aseguró que el ejemplo de las víctimas «siempre permanecerá vivo en nuestros corazones», además de dedicar su «mayor afecto, apoyo y solidaridad en el dolor» a familiares y amigos. El ministro de Defensa también se refirió a las víctimas y al terrorismo, «una lacra que repudia toda persona decente» y con la que se acabará «desde la legalidad y con toda la firmeza que sea necesaria».

Don Juan Carlos convocó a la familia castrense, en el marco de la Constitución «a reafirmar sus compromisos y a renovar sus ilusiones al servicio de España y de los españoles». Rindió homenaje a los militares que perdieron la vida en cumplimiento del deber y reafirmó su «especial orgullo de Rey y jefe Supremo de las Fuerzas Armadas» ante la labor diaria que desarrollan los soldados y guardias civiles.

El jefe del Estado destacó que las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil «preservan la seguridad y bienestar» de los ciudadanos, subrayando así su «innata y generosa vocación de servicio a una sociedad plenamente identificada con sus ejércitos». «La identificación y participación solidaria de la sociedad en la defensa de los valores y principios que compartimos, constituyen un elemento clave en la conciencia de defensa nacional que alimenta nuestra vida en democracia y libertad», añadió.

El Rey subrayó «el alto prestigio» de los ejércitos españoles en las operaciones de paz en el exterior -en las que han participado más de 70.000 militares desde 1989- y elogió la «alta preparación» y «renovada motivación» que les permiten afrontar «con confianza» los riesgos y amenazas de hoy. Don Juan Carlos evocó la visita que hizo en Nochevieja a las tropas españolas en Afganistán, en la que, según dijo, pudo «constatar ese alto nivel de preparación y eficacia» de los militares que participan en la misión de las Naciones Unidas en ese país. El Rey, junto a Doña Sofía y los Príncipes, impuso las condecoraciones tradicionales de la Pascua Militar a militares de los tres ejércitos y de la Guardia Civil. En el discurso, Don Juan Carlos no hizo mención a su 70 cumpleaños.

Recordando los 30 años que cumple en 2008 la Constitución y el bicentenario de la Guerra de la Independencia, el ministro de Defensa, José Antonio Alonso tuvo también un momento para el recuerdo de los militares fallecidos durante el pasado año en atentados terroristas, así como de los guardias civiles «vilmente asesinados» por ETA el pasado 1 de diciembre. En este sentido, subrayó la importancia de que Francia y España sean «amigos y estrechos aliados» para cooperar, entre otros asuntos, «en la lucha contra el terrorismo». Respecto a las actuaciones del Ejército propiamente dichas, Alonso valoró que «nunca antes nuestros militares se encontraron más cerca de la sociedad que ahora», ya que está «asentada una concepción democrática y avanzada de la defensa». A ello habría contribuido, a su juicio, que España «exporta» seguridad a Afganistán, Líbano, Kosovo y Bosnia-Herzegovina a través de misiones de paz.

Por otra parte, recalcó la aprobación de la nueva ley de la carrera militar como instrumento para potenciar la renovación de las Fuerzas Armadas. «Estamos seguros de que todos los retos que presentan las nuevas leyes serán superados y las Fuerzas Armadas tendrán instrumentos decisivos para cubrir su necesidades formativas», añadió.

El Rey dice que el balance de sus 70 años «es buenísimo gracias a los españoles»

Don Juan Carlos consideró que el balance de sus 70 años, aniversario que celebró el sábado, es «buenísimo gracias a todos los españoles». En una charla con periodistas dijo que pasó el día de su cumpleaños en familia. El Monarca explicó las muchas felicitaciones de personalidades y mandatarios de todo el mundo. Relató que había recibido los regalos tradicionales, como una bufanda, zapatos o una corbata y una pluma que le gustó mucho. Comentó, divertido, que la Reina le había hecho soplar las 70 velas y que él le había recomendado que la próxima vez pusiera sólo las velas con el número. El presidente Zapatero tuvo la oportunidad de felicitar personalmente al Monarca y comentó que había encontrado al Rey «muy bien, en plena forma». Don Juan Carlos también recibió felicitaciones de los ministros José Antonio Alonso y Alfredo Pérez Rubalcaba, así como de los representantes de los tres Ejércitos y de la Guardia Civil. El jefe del Estado celebrará el miércoles su 70 aniversario con una cena en el Palacio de El Pardo para más de 400 invitados, con los representantes de las instituciones del Estado, de las Autonomías y de los partidos.