Madrid.- Año histórico el de 2007 en cuanto a muertes en carretera. Pese a la alta cifra, 2.741, supone una reducción del 9% en comparación con 2006 y rebaja por primera vez los simbólicos 3.000 fallecimientos, algo que no sucedía desde hace cuatro décadas. El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, achacó esta cifra a la efectividad del carné por puntos y a la mayor concienciación de los conductores, aunque destacó que la intención es seguir reduciendo los dramáticos datos. «Queremos seguir en esta dirección», explicó.

El titular de Interior dio una rueda de prensa para hacer público el balance oficial anual sobre Seguridad Vial, marcado por el optimismo de haberse convertido en el cuarto ejercicio consecutivo en que «las cifras del número de muertos y del número de accidentes en las carreteras españolas han disminuido». De hecho, se trata de la primera vez desde 1968 en que se sitúa por debajo de los 3.000, concretamente 2.741, pese al considerable incremento del parque automovilístico.

Comunicado etarra

Por otro lado, ETA asumió ayer la autoría de los recientes atentados de Sestao y Balmaseda y acusó al Gobierno de crear una situación de excepción con la que pretende destruir el independentismo vasco, todo ello en un comunicado que publica "Gara" que ha sido unánimemente rechazado por todas las fuerzas políticas.

La banda subraya que la estrategia del Gobierno ha «colmado la paciencia» y augura el fracaso de la política «de opresión y negación porque nadie va a vencer sobre la voluntad de crear el Estado de Euskal Herria».

Vuelve a cargar además contra el titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien define como «ministro del GAL», y afirma que bajo la consigna del «todo vale contra ETA» los ciudadanos vascos «son torturados con impunidad».