Vitoria.- Los proetarras aprovecharon la Nochevieja para dar su particular bienvenida a 2008 mediante terrorismo callejero en de Euskadi. En esta ocasión, fue la Subdelegación del Gobierno en Vitoria y la sede del PNV en la localidad guipuzcoana de Zumárraga. Además, los encapuchados prendieron fuego en la zona de expedición de billetes de la estación de FEVE de Rentería, acto que ANV se negó a codenar.

En Vitoria, en torno a las cuatro menos cuarto de la madrugada, un grupo de ocho individuos encapuchados atacaron la subdelegación del Gobierno en Alava, situada en la calle Olagibel. El ataque se produjo en la parte trasera de su edificio, causando pocos daños materiales. Se trató de una acción «muy rápida», ya que lanzaron hasta nueve artefactos incendiarios en pocos segundos. Al menos seis de los ocho artefactos lanzados impactaron contra la garita y el fuego que provocaron ennegreció la fachada, El delegado del Gobierno, Paulino Luesma, aseguró que «unos amenazan, otros ponen bombas y otros callan». A las doce y media de la noche también fue atacada la sede del PNV en Zumárraga, situada en la Avenida de Euskadi de la localidad. El fuego causado por los artefactos incendiarios fue sofocado rápidamente con un extintor, informó la Ertzaintza.

Un grupo de encapuchados prendió fuego la noche del sábado a la zona de expedición de billetes de la estación de FEVE de Rentería (Guipúzcoa) causando daños materiales en las instalaciones. Dos máquinas y la taquilla quedaron destruídas. Cinco camiones-hormigoneras de la empresa Hormigones Cetya ardieron en el aparcamiento que esta sociedad tiene en Tiebas-Muruarte de Reta (Navarra) en un incendio provocado Ayer apareció en el portal de la casa del portavoz de UPN en Villava, Alfonso Ucar, un simulacro de bomba, que representa, según señaló el portavoz del Gobierno, Alberto Catalán, «un acto intimidatorio para coaccionar a un cargo público».